13.02.2007

www.ajedrezencolombia.com
MF Juan Minaya, Colombia. JUAN MINAYA (M.F)  : Vea
 

 

JUAN MINAYA GALARDONADO CON LA MENCION “MIGUEL CUELLAR GACHARNA” DE LA LIGA DE AJEDREZ DE BOGOTA 2006

 

El nuevo galardonado con la Orden Miguel Cuellar Gacharná 2006 de la Liga de Ajedrez de Bogota en su máxima distinción, maestro de la Federación Internacional Juan Manuel Minaya Molano, nacido en Medellín el 20 de noviembre de 1941, recibió sus primeras

Feliciano Minaya Cano padre del maestro Minaya
Feliciano Minaya Cano, padre del ajedrecista, tenor y profesor de canto. Fue el iniciador de la carrera del internacionalmente reconocido barítono colombiano Carlos Julio Ramirez (fallecido).

clases de ajedrez de su padre Feliciano, el tenor principal de la Compañía de Opera Española de Bracale que dió varias giras por América en la década del treinta del siglo anterior, a la edad de los nueve años. "Apenas sostuve mi afición por unos seis meses para retomarla con pasión y dedicación a los quince" nos cuenta el maestro Minaya.

A partir de ahí devoré el primer libro comprado por mi padre "Los 15 Aspirantes Al Campeonato Mundial" de Miguel Najdorf, por fortuna una de las mejores obras de todos los tiempos, hasta el punto que podía reproducir de memoria cualquiera de las 216 partidas del torneo. Esto me dió una gran fama de teórico y en apenas seis meses ya estaba entre los mejores de la Liga de Cundinamarca pues no existía la de Bogotá."

Rápidamente su juego creció y le permitió en 1959 inaugurar su larga vida de participaciones nacionales (mas de 20 en campeonatos nacionales) asistiendo a los 17 años al Campeonato Nacional de Mayores de Barranquilla, superando la eliminatoria en la que su compañero de generación el MI Carlos Cuartas sería eliminado por segunda ocasión en ese tipo de competencias, y conquistando sorpresivamente el tercer lugar precedido solamente por Miguel Cuellar y Jaime Pérez y venciendo por primera vez al varias veces campeón nacional Luís A. Augusto Sánchez.

SU MEJOR EPOCA

El comandante Fidel Castro en su saludo personal a los participantes en la Olimpiada de La Habana 1966.
El comandante Fidel Castro en su saludo personal a los participantes en la Olimpiada de La Habana 1966. A la izquierda el Director del INDER José Luis Llanusa y le sigue el encargado del ajedrez cubano José Luis Barreras (fallecido)

Grandes problemas surgidos en el torneo de la "arenosa" suspendieron en la práctica la actividad del año siguiente y solamente hasta el año 61 pudo sacar el fruto de su brillante labor asistiendo al Zonal Centroamericano de Caracas, ganado por el colombiano Cuéllar, y, mediante una colecta pública organizada por el diario "EL ESPECTADOR" ,  representar por primera vez a Colombia en este tipo de certámenes, en el Mundial Juvenil de la Haya donde cumpliría una de sus mejores actuaciones: tercer lugar en el Grupo B y 15 en el total, empatar con el campeón del torneo GM Bruno Parma y ganar el premio "a la mejor partida" por su triunfo sobre el norteamericano Larry Gilden otorgado por un jurado integrado por los grandes maestros Yury Avebach, Carlos Guimard y el problemista H. Lommer.

Eran épocas difíciles para el deporte colombiano. No existía Coldeportes, organización deportiva colombiana, y la poca financiación  provenía de lo que se obtuviera con amigos políticos del alto gobierno, "lagarteados" por el dirigente de turno y acicateados por la gestión del maestro Cuellar, para escasamente  estimular a los ajedrecistas con  la asistencia a los torneos Zonales y las Olimpiadas celebradas cada dos años.

La Colonia Judía financió el viaje a la Olimpiada de Tel Aviv en 1964 en la que Minaya se había ganado el puesto luego de ganar el Campeonato Nacional de Cúcuta de 1963 y romper la hegemonía de estos títulos acaparada por Cuellar y Sánchez a partir de 1952. En las Olimpiadas de Tel Aviv, en Cuba (1966), en Skopje (1972) y en Haifa (en donde nuestro país obtuvo por los manes del sistema suizo un increíble décimo lugar) Minaya obtendría porcentajes superiores al 50 por ciento de puntaje y sus mejores actuaciones internacionales.

 

EL TRABAJO LA FAMILIA Y EL AJEDREZ

La Familia Minaya Moncada en pleno
La Familia Minaya Moncada en pleno; izq. Adriana, Miguel Angel, Amparo y Juan Manuel.

"No hay mal que por bien no venga" reza el refrán y el maestro Minaya agrega: "Esta constante falta de apoyo y desestímulo me hizo desistir de tener el ajedrez como medio de vida y mas bien decidí terminar mi bachillerato y reforzar mi posición como técnico calificado en el mantenimiento de centrales telefónicas en la Empresa de Teléfonos de Bogotá a donde había ingresado luego de la muerte de mi padre en 1957. Eran tiempos maravillosos que  ahora pueden aparecer como increíbles.

La herencia del ajedrez dejada por mi padre (el nunca se lo imaginó) hizo que consiguiera puesto en la ETB, para mi la mejor empresa del mundo, a escasos ocho días de su muerte. El propio gerente, el nortesantandereano trágicamente fallecido Argelino Durán Quintero, me recibió en su oficina y su frase descomplicada y solidaria con "un muchacho bueno para el ajedrez" todavía resuenan en mi cabeza: empiece a trabajar y vaya y hable con don Antonio Jouve que el le dice sobre los papeles que tiene que traer. Si tiene algún problema vuelve. Nada que ver con lo que sucede en estos tiempos".

Al parecer a Minaya el gustaba hacer todo "rapidito" y a los 22 años contrae matrimonio con doña Amparo Moncada Montejo cuya unión persiste luego de 43 años. Cuatro profesionales exitosos han sido su producto mas querido. Ninguno pasó del aprendizaje de movimiento de las piezas y la frase de doña Amparo " con uno que juegue el ajedrez basta" se impondría.

“EL INQUIETO MAESTRO MINAYA”

Equipo colombiano de la Olimpiada de Skopje: MI J. Gutiérrez, C. Cuartas, B. De Greiff, M. Cuéllar, MF J. Minaya y el capitan Bernardo Fernández.
Equipo colombiano de la Olimpiada de Skopje: MI J. Gutiérrez, C. Cuartas, B. De Greiff, M. Cuéllar, MF J. Minaya y el capitan Bernardo Fernández.

Minaya sería calificado en un conferencia dictada en Bogotá por el presidente de la Zona Centroamericana, el cubano Jose Luis Barreras, como el “inquieto maestro Minaya”, esto para calificar su interés mostrado a hacia todas las facetas del ajedrez: escribiendo durante treinta años para los diarios EL VESPERTINO Y EL ESPECTADOR de Bogotá, lo que le merecería su tarjeta Profesional de Periodista, con el cubrimiento extenso de la Olimpiada Femenina de Medellín, el extenso encuentro entre Fischer y Spassky, y el Campeonato Mundial Juvenil de Tunja; reportes permanentes de cuanto torneo internacional participaba, aparte de sus notas noticiosas permanentes y artículos sobre la técnica del juego muy apreciados y coleccionados por sus lectores. Con el apoyo de EL ESPECTADOR realizó un ensayo promocional del juego que nunca se ha repetido: sostener un encuentro con los lectores de este medio que terminaría en empate luego de seis meses de iniciado.

Esta vena de comunicador lo llevó a publicar, junto con otro compañero de generación Juan Mila, durante varios años la revista “Ajedrez Colombiano” y mas tarde, con el apoyo de los editores Planeta y Ecoe, sus libros “Aprendamos la Defensa India  del Rey”, con una novedosa propuesta para el estudio de las aperturas de ajedrez en general, que luego sería refrendada con la facilidad de los computadores, y el  “Campeonato Mundial 1985”,  trabajo periodístico sobre la forma como obtuvo ese título Garry Kasparov.

Integrandes equipo U. Gran Colombia, equipo campeón universitario Pasto, 1968.
Integrandes equipo U. Gran Colombia, equipo campeón universitario Pasto, 1968. Izq. J.Minaya, Jorge Hernández, Laureano Castellanos, Elécer Bojaá y Hernán Pulido.

Paralelo con su vida competitiva Minaya decidió incursionar en el campo de la enseñanza del ajedrez vinculándose a los centros educativos superiores de la Universidades Gran Colombia, con la que obtuvo el título nacional universitario en Pasto en 1968 con un equipo compuesto por jugadores entusiastas formados por él, y en tiempos cortos con La Nacional y Distrital.

Con el advenimiento de Coldeportes en 1970, junto con el maestro Norberto Velandia, fueron los primeros entrenadores de la Liga de Bogotá, y la realización del Torneo Escolar de Bogotá, en cuyas eliminatorias tomaron parte 20 mil niños provenientes de las 40 zonas de la educación publica capitalina, su logro mas estimado. Igualmente, asistió como entrenador a los Juegos Nacionales de Bucaramanga en 1970 donde Bogotá conquistaría el subcampeonato luego del por entonces invencible equipo antioqueño integrado por los maestros internacionales Carlos Cuartas y Oscar Castro en su mejor época.

20 AÑOS EN EL AULA

Luego de su pensión en la Empresa de Teléfonos se metió durante  20 años en las aulas colegiales de instituciones importantes como el Colegio Femenino de Colsubsidio, Colegio Nuestra Señora del Rosario y, el último, Gimnasio Moderno.

Todos ellos llevaron figuras importantes para el ajedrez bogotano “aunque, y en esto probablemente fui desleal con el ajedrez, a nadie influencié para que tomara esta actividad como medio de vida. Únicamente lo vendí como apoyo formativo e intelectual y como una forma sana de hacer amigos y pasar el tiempo libre. Los buenos resultados en el estudio era la primera obligación.”

Igualmente, una incursión internacional de seis meses como entrenador de la selección de la Provincia del  Imbabura (Ecuador) que a la postre quedaría en el segundo lugar de los Juegos Nacionales de ese país con integrantes completamente “amateurs”.

SU GESTION DIRECTIVA

Presidente colombiano y Alcalde de Bogota, Doctor Virgilio Barco, en la inauguración de simultáneas en la Plaza de Bolívar de Bogotá.
Presidente colombiano y Alcalde de Bogota, Doctor Virgilio Barco, en la inauguración de simultáneas en la Plaza de Bolívar de Bogotá. A la izquierda y mirando con atención el futuro abogado Héctor Rodríguez, fallecido en un accidente de automóvil.

También el plano directivo no ha escapado al interés de Minaya. Participante activo constante en Asambleas de Ligas, foros, conocieron sus ideas con respecto a la organización y la conducta deportiva de los jugadores. “Acepte en 1994 la presidencia de la Liga de Bogotá por dos razones: por la necesidad personal de devolverle al ajedrez las satisfacciones que durante 45 años me ha dejado y la segunda por demostrar que con ideas prácticas , creatividad y una  gestión efectiva carente de apetitos personales, se podría reemplazar en algo los malos presupuestos dados por el Estado. En realidad lo logré, pues, en el decir de la mayoría, ha sido la mejor gestión que se recuerda en el ajedrez de la Capital. Realización de 40 competencias promedio anuales, asistencia patrocinada de los representantes  a los campeonatos nacionales de todas las categorías y sexos, contratación de maestros nacionales para la preparación de seleccionados juveniles y femeninos y el aumento casi diario del patrimonio de Liga, aparte de difusión de las actividades con boletines y reuniones periódicas fueron a “grosso modo” lo mas importante. La parte ética fue también guardada pues en la misma Asamblea de Clubes, renuncie por escrito a jugar los torneos de Bogota y a contratar servicios con la liga. Lógico que este retiro voluntario, que duró tres años y medio, tuvo una gran incidencia en mi nivel técnico e impulso sobre el ajedrez”

Luego de su retiro como dirigente, en 1997, Minaya cumplió una de sus actividades que mas aprecia en su larga carrera de 45 años dedicados al ajedrez: dirigir el Programa “Enseñar a pensar jugando” orientado a las escuelas públicas de Bogota, contando con una inscripción de 180 instituciones interesadas de las cuales solamente pudieron ser atendidas 30 por el escaso número de profesores vinculados. Los objetivos principales de estas visitas que duraban 20 horas mensuales  eran la de dejar sembrada la semilla del ajedrez en cada sitio y crear organización con núcleos o clubes alrededor de algunos implementos deportivos que se dejaban en custodia. Lastimosamente no se perseveró con esa idea y todo el trabajo de perspectiva masiva sólida quedó en el campo de la anécdota. De haber seguido, seguramente, hoy tendríamos unos doscientos mil nuevos aficionados y cincuenta puestos de trabajo para los profesores ajedrecistas."

LA PAGINA DE INTERNET SU ULTIMO APORTE

Simultáneas populares ofrecidas por la Empresa de Telefonos.
Simultáneas populares ofrecidas por la Empresa de Telefonos de Bogotá. Doña Amparo Moncada de Minaya, William Londoño, Presidente Liga de Bogotá, el joven Armando E. López, ahora médico residente en los Estoados Unidos, pupilo del maestro Minaya y futuro Campeón Nacional Juvenil y su padre Luis A. Lopez, premio nacional "Federico LLeras" de Urología.

Desde el 2001 Minaya ha dedicado su esfuerzo a mantener por su cuenta, sin ningún patrocinio o apoyo oficial, la página de Internet  www.ajedrezencolombia.com, con un contenido que equilibra lo internacional, lo noticioso,  lo técnico y lo anecdótico para mantener  un flujo de comunicación entre el medio del ajedrez y el deporte colombiano y universal. “Ha sido una buena forma de seguirle prestando la colaboración al ajedrez colombiano en forma independiente, actual y solidaria. Adicionalmente, sigo con mi vena periodística dando a “cesar lo que es del césar” en mis críticas y aportando ideas para el progreso del ajedrez colombiano. Me ha permitido también aprender los recursos tecnológicos necesarios para realizar este tipo de publicaciones.”

Este podría ser a grandes pasos las andanzas y experiencias del maestro Juan Minaya en su “largo amorío” de 45 años  con la actividad del ajedrez.