V 8 A
  08.08.2011

www.ajedrezencolombia.com
Excampeón mundial Mijail Botwinnik, URSS, creador de la escuela soviética.

 

MIJAIL BOTWINNIK, 1911- 1995 .

 : Vea: Otros articulos de Eduardo Bermudez
 
 

 

  BOTVINNIK: el Perfecto Analista

Por: Eduardo Bermúdez Barrera


Seguramente el equipo de ajedrez, URSS, de todos los tiempos ganador de la Olimpiada de Munich 1958.El día 17 de agosto de 2011, Mikhail  Botvinnik quien fuera múltiple campeón mundial de ajedrez entre 1948 y 1963, llega al centenario de su nacimiento.  ¿Sabía usted -dato para Ripley- que este extraordinario ajedrecista ruso vio la luz en Kuokkala, Finlandia? En efecto,  fue en Kuokkala (Repino) población del antiguo Ducado de Finlandia, anexado en el imperio Zarista, donde dio sus primeros pasos este clásico y profundo estratega del ajedrez. Pero el “finlandés” Botvinnik  dejó en una frase lo que él se consideraba: “yo soy judío por la sangre, ruso por la cultura y soviético por la educación”.

Tener de por vida un resultado favorable contra los campeones mundiales de ajedrez Lasker, Capablanca y Alekhine es algo muy poco usual, además, haber compartido análisis con Kasparov, Kramnik y Anand, es una gesta que solo tiene un nombre preciso: Mikhail Moiseievich BOTVINNK. Ya desde 1925 el joven escolar de 14 años se había dado a conocer en Rusia y parte del mundo, al vencer en simultáneas en Leningrado al campeón mundial reinante José Raúl Capablanca, quien había sido invitado a jugar el Torneo de Moscú en 1925. Años más tarde lo volvería a vencer en una partida inmortal que jugaron en el Supertorneo AVRO, 1938.

Pero entre 1925 y 1938, el escolar que había vencido al Campeón Mundial, se había convertido en campeón de Rusia y uno de los más fuertes jugadores del mundo, logrando además el título de ingeniero eléctrico. Esto último viene aparejado a su concepción científica del ajedrez, concepción de la cual se le considera el sumo pontífice. Sin embargo, ello no obsta para que se le atribuya una de las frases más precisas para definir lo que Mijail Botwinnik  en su primera aparición internacional.es el ajedrez como arte, en efecto dijo: “el Arte del ajedrez consiste en explorar posibilidades que lleven la partida a una posición en la cual los valores convencionales de las piezas dejen de regir”.

Sus éxitos deportivos son tales, que para muchos especialistas de la historia del ajedrez, Botvinnik debería ser considerado el mejor jugador de todos los tiempos dado que le tocó enfrentar, por cierto con mucho éxito, a jugadores como Emanuel Lasker, José Raúl Capablanca, Alexander Alekhine, Max Euwe, Paul Keres, Samuel Reshevsky, Vassily Smyslov, David Bronstein Tigran Petrosian,  Miguel Tal, Boris Spassky, Bobby Fischer, etc. Y con la mayoría  de ellos tuvo resultados favorables o igualados, excepción hecha de Petrosian, con quien perdió definitivamente el título de Campeón Mundial en 1963.

Su carácter de analista excepcional  quedó muy bien ilustrado por una anécdota de su preparación para el Campeonato Mundial de 1948. Se cuenta  que hizo  una solicitud especial a su entrenador en aquella  ocasión, Salo Flohr, para que le ayudara a compilar todos los finales de torre  y dos peones (columnas f y h, o, columnas a y c) contra torre que, según la teoría, deben ser tablas, a lo cual  el Gran Maestro Flohr le dijo: “Misha y para qué vamos  a estudiar todo eso, es muy poco probable que se produzcan finales así” y Botvinnik le respondió: “Salomón, si yo no estudio esos finales a fondo, no puedo considerarme campeón mundial”.

 Sobre el estilo de Botvinnik dice Reuben Fine: "El estilo de Botvinnik es difícil de captar a primera vista. Pero un estudio más detallado revela una línea muy coherente -él siempre busca las posiciones más complicadas. Si una movida lo lleva a una buena lucha, él va por ella.” Nos  sigue diciendo Fine: "...una curiosa característica de su estilo es que a menudo juega mejor con negras que con blancas, por esta razón evita las líneas de fáciles tablas con negras y acepta involucrarse en posiciones defensivas que otros maestros eluden.” Sin duda esto lo hizo un especialista sin par en la defensa francesa, Fine muestra, como ejemplo de su estilo la partida contra el GM  Tolush, en el Campeonato soviético de 1945.

Botwinnik y uno de sus discipulos mas ilustres, G. Kasparov.Por su parte la autorizada voz de Max Euwe dice: “En cierto modo Botvinnik es un discípulo de Lasker, su juego nos lo muestra primero que todo como un luchador… su estilo se ha distinguido por una gran originalidad. A él no le preocupa tener una estructura de peones destrozada si a cambio de ello obtiene libre juego para sus piezas.” Con respecto de los peones aislados, fue más allá que Tarrasch, Botvinnik no solo no temía el peón dama aislado, sino que estaba muy bien preparado para aceptar peones doblados y aun triplicados si era necesario. Euwe coloca como ejemplo del estilo de Botvinnik su partida contra Chekhover jugada en Leningrado, 1938.

En la maravillosa colección de Kasparov “Mis grandes predecesores”, leemos que “Botvinnik le quitó el velo de misterio al ajedrez al compararlo constantemente con la vida cotidiana”. Se dice que el Patriarca de la Escuela Soviética de Ajedrez, haciendo gala de su formación de ingeniero, consideraba al juego ciencia como el típico problema inexacto: “para la resolución de tareas inexactas es muy importante limitar la escala del problema para evitar enredarse en él, solo entonces tendrás oportunidad de resolverlo con mayor precisión.” Es decir, Botvinnik, tenía, por encima de todo un MÉTODO, que es lo que hoy día tratan de enseñar los mejores instructores de ajedrez  mundiales, primero que todo, métodos de pensamiento.

Wikipedia sobre Botwinnik