C
  25.09.2006

www.ajedrezencolombia.com
  RAICES DEL AJEDREZ COLOMBIANO  : Vea
 

 

ASI EMPEZO EL AJEDREZ DEL HUILA

Por Orlando Cano (Md)


Hace muchísimo tiempo nuestro compañero de juego y gran amigo Orlando Cano se fué a ejercer su profesión de médico en los Estados Unidos. La ciudad de Atlanta (Georgia) fue el sitio indicado para su retiro por mas de treinta años del ajedrez competitivo aunque no su afición que en cierto momento le copó sus años colegiales y las pocas horas que podía robarle al estudio de su exigente carrera en la Universidad Nacional de Bogotá.

El médico Orlando Cano, subcampeón nacional en 1962, fué el mejor exponente huilense del siglo XX.Varios títulos de campeón nacional universitario ayudaron a afirmar la supremacía ajedrecística de su Claustro Universitario por mas de diez años. Pero su máxima actuación la hizo en el Nacional de Mayores, realizado en Buga en 1962, cuando quedó segundo detras de Luis A. Sánchez y delante de otro coloso como lo era en ese entonces Miguel Cuéllar Gacharná. Tal como ha sucedido en varias ocasiones, ese fué su canto de sirena, se declaró satisfecho y se dedicó a su carrera profesional y, en la práctica, sus amigos perdimos a un excelente charlador de voz cadenciosa y apacible muy opita, desinhibido; y el ajedrez nacional a un jugador con un estilo sólido, posicional, de escuela de mucha proyección.

Hoy con mas tiempo para pensar en el ajedrez y sus viejos amigos nos ha regalado el siguiente articulo en que nos relata los inicios de uno de los movimientos ajedrecísticos mas dinámicos de nuestro país, como es la Liga de Ajedrez del Departamento del Huila, y muchos detalles rememorativos interesantes sobre personajes y costumbres muy colombianas, que nos hacen regresar a nuestras raíces en muchos aspectos. Igualmente nos ha contado su última participación en el campeonato del Estado de Georgia para Seniors: "tuve   la satisfacción de ocupar el primer puesto en mi categoría entre 32 participantes con Elo aproximado de 1938 y con una "perfomance" de 2142, sistema Suizo. Creo que no esta mal considerando mi poca salud y oportunidades de practica".

¡ Bienvenidos artículos como estos!


 

A mediados del siglo 20 el mundo estaba en el proceso de recuperación del gran conflicto armado entre las mas importantes naciones del continente europeo y americano. Las naciones habían cancelado sus eventos deportivos, la economía estaba en crisis y había temor y confusión. Nosotros, en Colombia, también nos recuperábamos del catastrófico 9 de Abril y estábamos al borde del sectarismo político, con las secuelas que tanto perjuicio nos ha causado. Se necesitaba paz y tranquilidad. La humanidad a través de sus historia siempre ha usado el deporte como método de revigorización del espíritu, de la salud física y purificación de nuestra manera de pensar. Una vez mas los deportes eran el escape de esa tensión e inseguridad que se sentía en todos los ámbitos. Las naciones menos directamente afligidas comenzaron de nuevo el proceso deportivo, con animo de restablecer la competencia entre naciones, pero esta vez sana y segura.

Se realizaron los Juegos Olímpicos de Londres en 1948, los juegos Centroamericanos y del Caribe en 1946 y las Olimpiadas de Ajedrez de Dubrovnik en 1950.

Camilo Restrepo, pionero del ajedrez colombianoEn Colombia, con ese idealismo que siempre nos ha caracterizado, creábamos con muchas esperanzas esa actividad deportiva que ha servido para llevar en nombre de nuestro país a sitios lejanos y desconocidos mas que con cualquiera otra actividad. Surgieron nombres de dirigentes emprendedores como Don Camilo Restrepo creando y desarrollando la primera Asociación de Ajedrez en nuestro suelo; Donald Raskin iniciando el impulso del deporte del ciclismo; Alfonso Senior y Mauro Mórtola haciendo que el fútbol colombiano diera sus primeros pasos.

El deporte empezó a ver los frutos a través de Jaime Aparicio, José Klopatosky, Libardo Mora en Atletismo. Darío Behar y Benjamín Anzola en tenis. Miguel J. Sala y Alfonso Bohórquez en golf. Ivan Villegas, los hermanos Díaz de Norte de Santander, Reynel Rojas y Alfonso Cantillo en Basketball. Efraín Forero, el Cura Efraín Rozo, los hermanos Gomez de Bogota en ciclismo, los hermanos Marín en automovilismo y nuestros ilustres Miguel Cuellar Gacharna, Luís Augusto Sánchez y Boris De Greif, en Ajedrez seguidos mas tarde por un grupo de entusiastas y talentosos jóvenes como Juan Minaya, José Salvador Rodríguez, Jairo Gutiérrez, Jairo Martínez, José A Gutiérrez, Carlos Cuartas, Bernardo Fernández que con creces querían emular con su maestros.

Entre tanto , nosotros en nuestro bello y tranquilo departamento del Huila, donde si se podía pescar de noche y dormir con las puertas abiertas, como lo aceptaría el expresidente Darío Echandía, estábamos de fiesta, porque se realizaba en nuestro suelo el Campeonato Nacional de baloncesto, primer campeonato de categoría nacional que se jugaba en suelo huilense. Mucha pompa y mucho espíritu deportivo y alegría se notaba en todos ámbitos. Habíamos endiosado a Reynel Rojas, Cantillo,"Plo" Martínez Alfonso Rugeles y le pedíamos a gritos al entrenador Fortunato Muñoz para que nos diera el titulo nacional. Y esto se cumplió!. Fiesta y bailes por doquier y en medio de ese júbilo elegíamos a la primera reina del deporte nacional a la senorita Alba Luz García que fue coronada en gran ceremonia en la plaza pública por el gran narrador deportivo Carlos Arturo Rueda.

Mientras todo esto sucedía, respetados caballeros de nuestra sociedad "opita", vestidos de color blanco en lino perfectamente almidonado, sombrero de fieltro blanco hecho en ciudad de La Plata y algunos con zapatos blancos (esa era la moda), se reunían cotidianamente a comentar las noticias, los chismes de aquí y de allá; los negocios, acompañado de un reconfortante "tinto" caliente y de vez en cuando una cerveza o un delicioso "tamal" del restaurante Tolima con chocolate y empanadas calientes, o simplemente ha hacerse embolar los zapatos del conocido y acreditado embolador "Tulio". Este sito era el Café Real.

Carlos Arturo Rueda, considerado el mejor narrador deportivo del siglo XXUn sitio en la calle Real, en el corazón de Neiva, libre, espacioso, con muy buena iluminación. Con salas de billar de todas las modalidades, restaurante y un patio muy amplio con muchas mesas y su mantel blanco como era la costumbre. Algo como un Café de la Regence de París criollo. Las damas aunque eran invitadas no asistían por eso "del que dirán", si el lugar era frecuentado por caballeros. Exigían más de 12 años o tener pantalón largo para poder entrar. En ocasiones la gente se agrupaba alrededor de las mesas para ver los duelos a tres bandas que Fidelio y el señor Tamayo brindaban a la afición. O se agrupaban en círculo cerrado, parados en sillas para observar sobre los hombros los duelos que Don Efraín Angel y Serafín Cano le brindaban a la afición del AJEDREZ. Era un grupo muy selecto de caballeros, que incluía a todos las esferas de la sociedad neivana.

Todo empezó con el regreso del respetado señor don Efraín Angel de los Estados Unidos. Oriundo huilense que había experimentado las aventuras del viaje al país del norte. Comerciante y miembro de una respetada familia, gran aficionado al deporte del Ajedrez, que en estilo tertulia nos hablaba de Rubén Fine, Isaac Kashdan, I.A. Horowits así como Keres, Smylov, Euwe, Capablanca, Alekhin, las Olimpiadas, los encuentros de Bronstein y Botwinik y nos enseñaba las primeras encrucijadas de este famoso juego. Acompañando a don Efraín estaban Serafín Cano, secretario general de los censos quien aprendió el juego a temprana edad de un emigrado español y barbero en su tierra y quien nos enseñó el juego a mi y a mi hermano antes de aprender a leer o escribir. Don Angel Facundo famoso comerciante con un flamante almacén en quinta con carrera novena. Asiduo comentarista de las partidas pero reluctante a la confrontación. De mucha chispa y carisma alegraba las reuniones. Don Luís Delgadillo empresario de cine para todo el Huila los mismo que Javier Correa y su hermano, dueños del teatro Variedades de la carrera 9a. Don Lisandro Falla comerciante, Don Víctor Gómez tronco de una notable familia. Don Anselmo Suárez, le decían el "Paparo" comerciante y constructor. Jesús Mosquera "Chucho", comerciante. Don Alvaro Reyes "el Pote", maestro de escuela, Don Mariano Rivera empleado de la Contraloría. Don Rafael Alarcón quien decía que no se podía acostar sin jugar diez partidas de ajedrez.

Estos señores se reunieron en los salones del Consejo Municipal y consideraron que era necesario tener un órgano ejecutivo que promoviera el deporte del Ajedrez en nuestra tierra ya que se acaba de formar la Asociación Nacional con el nombre de ACODA. Fueron nombrados en la primera Junta Directiva Angel Facundo, Efraín Angel, Serafín Cano y Luis Delgadillo. Todos presididos por don Efraín y secretario Serafín Cano. Este empezó la divulgación en las escuelas publicas donde mi madre enseñaba. Se dictaron clases en el colegio Salesiano y en Santa Librada.

Obviamente el numero de miembros aumentó y la afición fue creciendo. Tableros y piezas comenzaron a llegar y se veía con claridad como los aficionados pequeños y adultos comenzaron a llegar con su tablero bajo el brazo al Café Real. Don Lorenzo García, dueño de la emisora local Radio Neiva, informo a los neivanos del fenómeno que estaba sucediendo. En una de las reuniones de la junta directiva Don Angel Facundo presento la iniciativa y primicia a los asistentes de que el Maestro Luís Augusto Sánchez era huilense. Inmediatamente se hicieron los arreglos para que el Maestro viniera al Huila y ayudara a la promocion del Ajedrez en su patria chica. La radio anuncio y los periódicos dieron la noticia. La esperada presentación del maestro se hizo realidad con una sesión de juegos simultáneos en el Salón de la Asamblea Departamental. Esa noche jugo contra 30 tableros y dos a ciegas ante el asombro de los aficionados que llenaron el recinto. Por primera vez en mi vida me puse los pantalones largos que aumentaron mi suerte para conseguir unas honrosas y estimulantes tablas. El maestro volvió dos veces mas antes de 1952 con bastante éxito.

Se libraron las primeras batallas entre el Salesiano y el Santa Librada en Ajedrez en el cual se distinguieron nuevas promesas como el hoy abogado Jesús Maria Castillo, Carlos Prada de la población de Gigante, Pedro Moreno y Alvaro Reyes. En 1951 se realizo el primer Campeonato Departamental después de muchas peripecias por falta de recursos técnicos. Por ejemplo les tocó que esperar mas de 3 semanas para que llegara uno de los libros de Luís Palau de la Argentina que traía la forma de realizar el campeonato todos contra todos. Participaron 14 jugadores. No habia reloj y las partidas no se anotaban pues algunos participantes no sabían como hacerlo. Empezaban a las 7 p.m. y terminaban a las 12 o a las 11 si uno de los jugadores era menor. No había muerte súbita y las partidas se suspendían hasta la mañana siguiente. Mi padre me contó que el torneo duro casi un mes y fue ganado sobradamente por don Efraín. Recibio premios del comercio, camisas, zapatos, corbatas y todo lo que fuera útil excepto dinero. No se podía ganar dinero en el ajedrez !.

El segundo torneo al año siguiente fue muy competido y ganado por Don Serafín Cano en una dura competencia con don Efraín quien debió conformarse con el tercer puesto luego de su derrota con Don Anselmo Suárez, el "paparo", famoso por sus olorosos cigarrillos Camel, importados en exclusiva, y quedando de segundo. Yo jugué mi primer campeonato y quede de cuarto.

El numero de aficionados creció y el Café Real debió de aumentar el numero de mesas aunque no logró contener la apertura de otros sitios en la ciudad. En el año 53 fui el ganador del Campeonato Huilense seguido de don Efraín, de Cano y Mariano Rivera. Hubo mas técnica, las partidas se anotaban pero todavía no contábamos con un reloj. En1954 repeti seguido por mi padre. Don Efrain tercero empado con Rivera. Mi hermano el menor hizo su primera aparición quedando quinto.

En el año siguiente no tuvimos campeonato. Don Efraín Angel falleció y algunos de los nuevos dirigentes eran personas supremamente ocupadas y dedicaban menos tiempo para el ajedrez. Nos fuimos para la Universidad y, siguiendo las ordenes de nuestro padre, nos dedicamos a las carreras que nos hicieron profesionales. Sin embargo mi hermano Jairo fue Campeón de la Universidad Nacional y yo represente a la Universidad Nacional en cuatro Juegos Nacionales Universitarios y mas tarde, en un golpe de suerte clasifique, en el Zonal de Bogota para representar al Huila en el Campeonato Nacional de Mayores en 1962, en Buga, quedando de segundo entre los Maestros Sánchez y Cuellar Gacharna.

Ahora me lleno de entusiamo al ver que los huilenses pueden ver un Gran Maestro ahí mismo donde nosotros experimentamos esa sensación indescriptible que produce la victoria del intelecto.

Solo auguro que estos miembros de la nueva generación de jugadores y dirigentes no dejen caer ese bello entusiasmo. También ahora veo palpablemente lo que nuestro padre nos decía:"el ajedrez es un deporte como la vida, una vez que conquiste sus victorias disfrute de aquellas que le produjeron mas satisfacción.