23.07.2006

www.ajedrezencolombia.com

 

HARRY NELSON PILLSBURY

1872- 1906

 : Vea (mas sobre el autor)
 
 

 

HARRY  N. PILLSBURY  (1872-1906)

Por: Eduardo Bermúdez Barrera

Emanuel Lasker (izq.) Harry Nelson Pillsbury.

Solo un par de lustros bastaron a este  ajedrecista norteamericano, nacido en Somerville, Massachussets, para convertirse en un clásico. Como en el caso de  sus compatriotas Morphy, Fine o Fischer, su carrera no fue muy extensa, pero al igual la de estos, inmensamente exitosa. El torneo de Hastings de 1895,  inmortalizo su nombre al lograr imponerse  frente a los mejores exponentes europeos y mundiales del ajedrez de su época, como lo fueron Enmanuel Lasker, Wilhem Steinitz, Siegbert Tarrasch, Mikhail Chigorin y Carl Schlechter.

Entre sus principales aportes a la practica del ajedrez magistral, tenemos que se le atribuye la invención de un sistema de ataque en el gambito de dama en base a un caballo blanco en e5, apoyado por los peones d4 y f4, método que han usado desde entonces miles de jugadores, comprobando las bondades del  esquema una y otra vez.
Kasparov mismo utilizo este tipo de estructura en su carrera hacia el titulo mundial durante los cuartos de final de su encuentro de candidatos en 1983. También se le atribuye una gran contribución al desarrollo de la apertura Ruy López, y, antes que su compatriota Frank  Marshall popularizara la defensa Petrov, Pillsbury la rehabilito y obtuvo muchos triunfos con ella. Pero, sin duda, uno de sus ya clásicos aportes lo constituye la utilización exitosa de la casilla f5, de lo cual se conservan decenas de ejemplos.
Sus mejores actuaciones en torneos, aparte de su mayor triunfo (Hastings 1895), fueron:
Terceros lugares en San Petersburgo 1895-1896 y Nuremberg 1896, primer lugar en Viena 1897, segundo en Paris 1900 y primero en Munich 1900.Se acostumbro, en gracia quizás a  menesteres económicos, a dar exhibiciones de simultaneas, en donde casi siempre jugaba unas cuantas partidas a la ciega, modalidad en la cual destaco sobre sus colegas. Se dice que poseía una extraordinaria memoria, que le permitía recordar larguisimas listas de nombres. En Hanover 1902, impuso un record de 21 partidas simultaneas  a la ciega.

Una lista con las mejores de sus partidas seria bastante extensa, pero para deleite de los lectores no podemos dejar de mencionar las siguientes:

Pillsbury-Tarrasch, Hastings,1895;
Pillsbury-Burn, Hastings,1895;
Pillsbury- Lasker, Nuremberg,1896;
Pillsbury-Tarrasch,Viena,1898;
Pillsbury-Maroczy,Paris,1900;
Pillsbury-Judd,St.Louis,1901;
Pillsbury-Wolff, Montecarlo,1902;
Pillsbury-Swiderski,Hanover,1902.

Partidas.