08.08.2011

www.ajedrezencolombia.com
: Vea mas sobre el autor Eduardo Bermudez B.

 

AJEDREZ BLITZ, CEREBRO Y CEREBELO

Por: Eduardo Bermudez Barrera

 

24.09.2003. (Barranquilla) Por Eduardo Bermudez Barrera.
"Ajedrez blitz, cerebro y cerebelo" es la colaboración que nos ha enviado Eduardo Bermudez Barrera, Profesor de la Facultad de Ciencias Humanas de la U. del Atlántico,.Director del grupo de investigaciones en Neurofilosofía,Holosapiens y
Master en filosofía de la ciencia por la U del Valle, desarrollando un tema poco conocido de sustentación científica en que "es sabido que el órgano que llamamos cerebro es el encargado de producir procesos mentales que se consideran altamente asociados a comportamientos propios del juego ciencia", El Profesor Bermudez es además un excelente jugador y en representación del Atlántico ha asistido a varios campeonatos nacionales colombianos, además, autor de un libro antológico sobre nuestro ajedrez.

EL AJEDREZ DE TRAMITE APARENTEMENTE LENTO


El ajedrez ha sido un juego que, por siglos, ha causado admiración para la gente que lo ve como un ejercicio lúdico-intelectual casi misterioso. Para muchos resulta un juego de trámite lento, cuyo desenlace dura, muchas veces, varias horas. El promedio de las personas lo ven así, pero en los últimos lustros el tiempo de juego se ha ido acortando gradualmente, lo cual tiene sus pro y sus contras.

El ajedrez rápido es cada vez más importante para definir las grandes competiciones internacionales. El Campeonato Mundial regido por la Federación Internacional de Ajedrez (F.I.D.E.), tiene hoy un alto porcentaje de partidas definidas en una cadencia de juego que se hace cada vez más más rápida. Otro tanto sucede con los tradicionales torneos europeos que han involucrado a su sistema de eliminación el Ajedrez Blitz, cuando el ritmo de juego lento no ha definido quien pasará a la siguiente ronda.

Muchos de los grandes jugadores en el ritmo lento, también han sido grandes especialistas del ritmo rápido, ejemplos notables son los excampeones mundiales M. Tal, T. Petrosian y Robert J. Fischer; pero otros jugadores del mismo calibre histórico no han tenido el desempeño esperado en el Ajedrez Blitz, vrgr: A Alekhine, M. Botvinnik y V. Smyslov por citar sólo quienes han obtenido el título de Campeón Mundial. No resulta tan sencillo explicar el por qué de esta diferencia en los grandes jugadores y tampoco es el objetivo principal de esta nota. Queremos aquí resaltar algunos aspectos que podrían contribuir a la discusión.

Es sabido que el órgano que llamamos cerebro es el encargado de producir procesos mentales que se consideran altamente asociados a comportamientos propios del juego ciencia. El Ajedrez es usado como símbolo de desarrollo intelectual en las sociedades humanas.

Los expertos en neurociencia suelen distinguir entre el cerebro propiamente dicho, el cual está dividido por la mitad en los hemisferios izquierdo y derecho, y una zona delantera llamada lóbulo frontal y una posterior, subdividida en tres partes llamadas: parietal, temporal, y occipital. En la parte posterior y debajo del cerebro hay una porción mucho más pequeña y algo esférica, que se compara en su forma a dos pequeñas bolas de lana, la cual llamamos cerebelo. Hay además en este órgano bastante complejo, otras partes bien diferenciadas neuroanatómicamente como son: el tronco cerebral, el tálamo, el hipotálamo, el hipocampo, el cuerpo calloso, y otras muchas más que no son del caso ahora mencionar.

Lo que conocemos como materia gris, es una capa superficial externa y delgada, en contraposición a la materia blanca que constituyen las regiones internas tanto de cerebro como del cerebelo. La substancia gris que ya mencionamos, es, según todo parece indicar, donde se producen las llamadas tareas computacionales. Pero es aquí donde nosotros nos encontramos con la función del cerebelo y sus relaciones con el Ajedrez Blitz.

¿Qué es lo que hace realmente el cerebelo? Para decirlo brevemente, una de sus principales funciones consiste en controlar la precisión de los movimientos corporales, darle su ritmo adecuado, su equilibrio y un cierto refinamiento motor. El cerebelo también coordina ciertas funciones de la memoria. Para ilustrar un poco lo anterior y relacionar las funciones del cerebelo con el Ajedrez Blitz, recordemos la aparentemente fácil precisión con la cual los tenistas profesionales devuelven automáticamente una pelota que adquirió una velocidad de alrededor de 200 kilómetros por hora, o por otro lado el trémolo que con unos dedos realiza un guitarrista clásico mientras con otros dedos lleva una melodía, también tenemos el ejemplo del conductor de un bus urbano que acciona los cambios mecánicos, da vuelta al timón, abre la puerta trasera, con automatismo cerebelar mientras además conversa animadamente con una pasajera.

Todos estos movimientos serían torpes y descoordinados sino fuera por las funciones que cumple el cerebelo. Esto mismo sirve para ilustrar y explicar un poco la aparente extraordinaria habilidad del jugador de Ajedrez Blitz (un caso actual se presenta en la manipulación del control de los video-juegos).

Pero cuando se está aprendiendo una habilidad nueva por ejemplo: tocar un instrumento musical, conducir un automóvil, jugar al ajedrez, o cualquier video-juego, se debe planear detalladamente cada acción y aquí en estos casos, es cuando el cerebro controla y ejecuta la acción. Es decir, se piensa, se calcula, se toma uno su tiempo para analizar las situaciones y cuando ya se han adquirido las habilidades, es cuando se han dominado y se las ha introyectado como una especie de segunda naturaleza, es ahí, cuando el cerebelo asume el mando. Si el tenista, el guitarrista o el chofer se ponen a pensar cada movimiento que hacen automáticamente, casi con seguridad pueden perder el control de lo que están haciendo. Otro tanto le sucederá al jugador de Ajedrez Blitz, si reflexiona demasiado una jugada ("pensada larga equivocación segura"). Este pensar implica la reintroducción del control cerebral y se pierde la acción cerebelar precisa y fluida. Esta fluidez es la que pierde el ajedrecista "pimponero" cuando piensa más de lo debido su movida y el resultado está resumido en el refrán antes citado.

¿Pero qué inquietudes surgen de estas notas? Podrían ser muchas pero destaquemos sólo algunas de ellas. Una sería que el verdadero producto creativo del pensamiento ajedrecístico no se produce en las partidas de Ajedrez Blitz. Otra, que el Ajedrez Blitz, siendo una actividad automática como las ya citadas no es propiamente pensamiento analítico y esto va en detrimento de la calidad del juego (M. Botvinnik adhirió a estas posturas). Se podría deducir que estas disquisiciones contribuyen a subvalorar el Ajedrez Blitz pero no es necesariamente así. También se puede argüir que así como resultan celebradas mundialmente, a través de la televisión, las jugadas espectaculares de un tenista, se pueden observar también maravillosos ejemplos de partidas rápidas muy superiores en su calidad a centenares de partidas de ajedrez a ritmo lento, que en ocasiones no son más que repeticiones de errores cometidos una y otra vez sin ideas coherentes con la gramática del juego. Para uno y otro ejemplos clásicos ver:
Partida Blitz Korchnoi-Fischer, Herce-novig, 1970, partida lenta: Weiss-Spasski, La Habana, 1966. Queda así, abierta la discusión.
- La Nueva Mente del Emperador , por Roger Penrose Cap. 9 y 10